Un mes con Bash en Windows 10

Aprovechando la universidad, he probado a estar un mes solo con Windows 10 y tirar del nuevo shell Bash, añadido en la Windows 10 Annivesary, para todas esas cosas que necesitaba hacer con mi antiguo Linux, y a pesar de los problemas iniciales, he estado agusto… hasta ahora. Ahora te contare mi experiencia.Empezaron las clases y decidí reinstalar todo desde 0 para dejar mi equipo limpio y recién estrenado para el nuevo curso. La cosa es que justo en ese momento salió la actualización del primer año de Windows 10, y con ella el nuevo soporte del subsistema de Linux, el cual te instala una distribución completa no gráfica de Ubuntu adaptada a Windows, en concreto la 14.04 LTS. Se accede al sistema GNU/Linux desde una aplicación llamada Bash en Ubuntu en Windows, que es básicamente una terminal Bash enlazada a ese subsistema, por lo tanto desde ella se pueden ejecutar todos l0s binarios de Ubuntu, desde ssh, echo, ls y los binarios de GNU/Linux a la paquetería apt-get de Ubuntu.

Desde siempre he sido usuario de distribuciones GNU/Linux, sea Debian-based o tipo Mandriva, Fedora, ect, y, a pesar de que hayan mejorado su interfaz y su usabilidad con el tiempo, siempre preferí trabajar en una terminal. En Windows, en cambio, siempre me he perdido al intentar hacer cosas que para mi en GNU/Linux eran rutinarias, ya que el CMD no me ha proporcionado esa potencia que sí noto desde una terminal de Bash. Esto es normal, Windows está montado sobre NT y no sobre CMD (Que no deja de ser una emulación de MS-DOS capado) y los shell de GNU/Linux son entradas directas al sistema.

Esto es interesante, ya que la inclusión de Ubuntu en Windows añadía lo que creía que le faltaba en ese sistema, al menos para mi, así que procedí a instalar Windows 10 desde 0 borrando la antigua partición de Kubuntu 15.1o.

Una vez hecho primero tuve que activar el Modo de Programador en la parte de Para Programadores en Actualización y Seguridad. Luego, busqué Activar o Desactivar características de Windows para activar ahí el Subsistema de Windows para Linux, que es el paquete que nos instala los componentes para descargar e instalar la imagen de Ubuntu a groso modo. Una vez instalado toca reiniciar.

Después de que el sistema se reiniciara, tuve que buscar Bash en Ubuntu en Windows para abrir el procedimiento de instalación del sistema. Es seguir todo lo que te aparece en el terminal y listo, Ubuntu instalado. Bien, hasta aquí todo correcto.Veo que están todos los binarios disponibles, mas al ejecutar sudo aparece un mensaje muy molesto:

sudo: unable to resolve host (Neque-PC)

Bien, igual aún hay que configurar algunas cosillas. Pensando un poco puede ser que el archivo /etc/hosts no tenga la link-local a mi máquina, en este caso Neque-PC. Lo abro con nano:

$ sudo nano /ect/hosts

Y bueno, compruebo que estoy en lo cierto, así que añado la entrada a Neque-PC debajo de la localhost:

127.0.0.1   localhost
127.0.0.1   Neque-PC # Cambia por el nombre de tu máquina

Una vez hecho ya procedo a actualizar la paquetería:

 $ sudo apt-get update && sudo apt-get upgrade

Y bueno, ya con el sistema al 100%, o eso creía, me pongo a experimentar por mi cuenta y otra cosa que me doy cuenta es que no viene con un servidor X.org, así que me puse a buscar en Internet como lanzar aplicaciones gráficas en Windows 10.

En primer lugar se necesita instalar el servidor en Windows, en este caso recomiendo XMing. Una vez hecho, se mete el siguiente comando en la terminal para conectar el display al servidor gráfico:

$ echo "export display=:0" >> .bashrc

Ahora cerráis la terminal, abrís XMing y se os añadirá un icono del servidor, y ahora abrís Ubuntu y ya podéis lanzar aplicaciones. Para probarlo yo lo hice con Gedit, el editor de textos gráficos, y va bastante bien.

Bien, y ahora viene la pregunta del millón: ¿Dónde está mi directorio home? De nuevo me puse a buscar información en Internet. Ya me estaba defraudando un poco, ya que me esperaba que todo fuera más fácil, pero bueno. Pues el directorio se encuentra en C:\Users\USER\AppData\Local\lxss\home, aunque bueno, no recomiendo tocar muchas cosas de ahí desde Windows porque pasan cosas extrañas a veces, si no que lo mejor es trabajar desde Ubuntu directamente en /mnt/c/Users/USER/.

Y bueno, durante un tiempo aguanté bastante bien. Instalé las build-essential para tener todos los compiladores y Ubuntu Make con los IDE que necesitaba (Netbeans y Android Studio entre ellos). Es fácil de instalar, solo necesitáis poner:

sudo add-apt-repository ppa:ubuntu-desktop/ubuntu-make
sudo apt-get update && sudo apt-get install ubuntu-make

Y ya con lanzar un umake ide netbeans se instala Netbeans

Y bueno, ¿cuál fue el discordante de esta historia? Pues básicamente cuando en una asignatura nos mandaron usar Python3 y GTK+, y bueno, de nuevo tuve que instalar más paquetes de los que usaría en Ubuntu, y algunos estaban bastante desactualizados con respecto a los que nos pedían (Recordemos que es una 14.04 LTS)… El resultado fue que en ese momento pasé de aquel dolor de cabeza e instalé un dual boot con Ubuntu Mate 16.04.

Para los lectores puede parecer un desenlace bastante enrevesado, pero bueno, recordemos que este sistema se hizo para facilitar las cosas y atraer a Window 10 a los programadores cross-platform de GNU/Linux. Puede que sea en mayor o menor medida operable, pero ese proceso de puesta a punto, que aunque cualquier usuario avanzado de GNU/Linux pueda hacer fácilmente, es un gran engorro y demuestra que el sistema sigue aún bastante verde, aparte de que ese tiempo se podría estar usando para el desarrollo de software.

A favor le tengo que dar mi aprobación a Microsoft (Uff, yo diciendo esto) de ponerse las pilas en materia de Open Source y Development. Aunque nunca fuera el año de GNU/Linux en escritorio, en todos los demás dispositivos, ya hablando propiamente del kernel Linux, es el claro ganador. Esto obviamente, los de Redmond lo sabían de sobra, mas siempre miraron de refilón creyéndose que sería una hegemonía pasajera. El tiempo pasó y se demostró que Linux, excepto en Escritorio, era el rey, y como dice el dicho: “Si no puedes vencer a tu enemigo, únete a él”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s